Pollos deben vacunarse al segundo día de nacer

0
58

SANTO DOMINGO.-Pese a que cada año la producción de pollos es atacada por un virus ya sea el de la Influenza Aviar y la enfermedad Newcastle no existe una vigilancia que ordene a los empresarios del sector ni a los productores independientes que vacunen esas aves.

De acuerdo a Manuel Escaño, de la Asociación de Productores de huevos, la falta de control de bioseguridad provoca pérdidas millonarias al sector avícula cada año sin que exista prevención.

El Ministero de Agricultura informó que los productores deben de vacunar las aves el segundo día de nacimiento del pollo, luego a los 14 días, y en algunos casos a los 21 días.– publicidad — 

La misma debe de ser una inversión privada y a decisión de los productores, quienes deben de invertir un promedio de 1,900 pesos para comprar las vacunas.

Eso provoca que cada año la enfermedad ataque de manera recurrente en el país afectando a los productores de la zona norte, indicó Escaño a EL DÍA.

Disponibilidad de pollo

Según informó Agricultura, la enfermedad no afectará la disponibilidad de pollo en el país, el cual tiene un consumo promedio de 18 millones de aves mensuales.

Sin embargo ya en la zona norte el producto a incrementado de precio y empresa no lo están distribuyendo con la misma frecuencia de meses anteriores, señaló Rosa Acosta, comerciente de Cabrera.

Para la Asociación de Distribuidores de Huevos Distrito Nacional (Mercado Nuevo), la muerte de esas aves puede elevar el precio de los huevos como de los pollos. aunque Carlos Mercedes, secretario general de ese gremio, destacó que aun no han sufrido aumento.

Preocupación

Los pequeños y medianos productores han perdido cerca de 500 millones de pesos, con la muerte de cerca 7 millones de aves, lamentó Ambioris Cabrera, mienbro de la Asociación de Pequeños Productores Avícolas de Moca -Licey al Medio.

Newcastle

—1— Presencia
Enfermedad está presente en el país desde el año 1960, según ministro de Agricultura, Osmar Benítez.
—2— De dónde viene
Fue descubierta en el 1926 en Indonesia, pero denominada así por el pueblo de Newcastle, Inglaterra, en 1927, según Organización Mundial de Sanidad Animal.