Aumento salarial se agota en los años sin ajustes

0
310

El aumento de salarios que se logra cada dos años para el sector privado no sectorizado termina perdiéndose en los siguientes dos años en los que no hay ajustes.

Las razones para que eso ocurra son simples: En ese tiempo los precios de los bienes alimenticios se elevan, lo mismo que ocurre con otros productos como los combustibles, los calzados y equipos como los teléfonos móviles, que si bien no son indispensables para vivir, ocupan un lugar importante para las personas, que los tienen en algunos casos como instrumento de trabajo.

El aumento de salario del sector privado no sectorizado más reciente se hizo en el año 2017 y fue de un 20%, aplicado en dos partidas. La primera parte se aplicó en mayo de ese año (un 13%) y la segunda a partir del 15 de noviembre de 2017. Se hizo el ajuste dividido así a pedido de los patronos, en la reunión donde se llegó al acuerdo en el Comité Nacional de Salarios (CNS). “Nosotros hemos pedido iniciar las discusiones temprano precisamente porque el incremento que logramos se perdió prácticamente enseguida, si tú tomas en cuenta que de una vez se produjo un aumento del precio de los combustibles. Y posteriormente pasó lo mismo con los alimentos”, le dice el sindicalista Rafael –Pepe- Abreu al periódico elCaribe.

El inicio temprano de las discusiones a las que se refiere Abreu valió de poco ayer jueves, porque la primera reunión celebrada en el CNS, en procura de alcanzar un aumento de sueldos del 30% para el sector privado no sectorizado acabó sin resultados. Solo duró 50 minutos, lo que significa que habrá que esperar otra para ver si se logra algo positivo.

El sindicalista Pepe Abreu no es el único a quien le preocupa el tema. El propio Banco Central, que con frecuencia ofrece cifras del crecimiento económico local, ha planteado varias veces que, “en adición a todo lo que se hace desde el Estado en materia de educación, salud y vivienda, en el país hace falta una mejora salarial”. Y esa mejoría a la que se refiere el organismo no excluye al sector público. ¿De qué sirve un país en crecimiento y con sectores económicos logrando grandes resultados y pingües beneficios, si eso no le llega a los que hacen posible el crecimiento (…), si no hay responsabilidad corporativa social y una política firme para enfrentar los grandes males”, ha dicho el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu.

Los niveles de salarios mínimos actuales en el sector privado son de RD$15,447.60 mensuales para los trabajadores de empresas industriales, comerciales o de servicios, cuyo capital sea igual o exceda los cuatro millones de pesos; RD$10,620 para los que prestan servicios en empresas industriales, comerciales o de servicios, con capitales iguales o que excedan los dos millones de pesos y no excedan de cuatro millones, y de RD$9,411.60 mensuales para quienes laboran en empresas que no excedan el capital de dos millones de pesos.

Los trabajadores de campo ganan RD$320.40 diarios por jornada de 10) horas diarias, “salario mínimo que aumentará o disminuirá proporcionalmente, cuando la jornada de trabajo comprenda un período mayor o menor de esas diez horas diarias. Los vigilantes privados, popularmente conocidos como “guachimanes” ganan RD$13,032 cada mes. En el encuentro de ayer, en el que el sector privado, representado por la Confederación Patronal Dominicana volvió a reclamar que para producir una mejora de los sueldos se dé prioridad al tema de la reclasificación de las empresas, participaron representantes de las tres centrales sindicales.

Tres centrales caminan en una misma dirección

Jacobo Ramos, presidente de la Confederación de Trabajadores Dominicanos (CNTD) participó en la reunión de ayer, junto a Pepe Abreu, presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), y a Gabriel del Río Doné, secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), entre otros.Jacobo Ramos, presidente de la Confederación de Trabajadores Dominicanos (CNTD) participó en la reunión de ayer, junto a Pepe Abreu, presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), y a Gabriel del Río Doné, secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), entre otros.“Ellos (los empresarios) se retiraron para conocer la propuesta de las centrales sindicales. Posteriormente deberán presentar la propuesta suya”, le dijo Jacobo Ramos a elCaribe.

Lo que esperan de Danilo Medina el 27de febrero

El pedido es que se suba un 30% al salario público y privado y que el salario mínimo se establezca en 20 mil pesos”, indicó Ramos. El CNS solo tiene competencia para tratar los salarios mínimos privados, pero el representante del CNTD tiene la esperanza de que el presidente Danilo Medina aproveche la Rendición de Cuentas del 27 de febrero para anunciar un aumento a los empleados públicos.

De su lado, Juan Alfredo de la Cruz, presidente de la Copardom, aseguró que evaluarán la propuesta sindical.

Vía: elcaribe.com.do