Estados Unidos incautó un avión privado que llevaba un arsenal de armas y dinero en efectivo a Venezuela

0
47

Las autoridades aduaneras detuvieron a sus dos pilotos venezolanos en el sur de la Florida. Pese a que la ruta indicaba que el destino del Bombardier Learjet 55B era San Vicente y las Granadinas, uno de los detenidos reconoció hacia dónde se dirigían realmente.

Agentes de aduana de Estados Unidos interceptaron un avión privado con destino a Venezuela en el sur de Florida cargado con 82 armas de fuego, incluyendo un rifle de francotirador, además de 63.000 rondas de municiones, señalaron este martes las autoridades estadounidenses.

Dos pilotos venezolanos -Luis Alberto Patino y Gregori Méndez- fueron arrestados el sábado y acusados de contrabando de dinero en efectivo y mercancías de los Estados Unidos, y de posesión ilegal de armas de fuego, indicó el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos en un comunicado de prensa.

El avión Bombardier Learjet 55B y su carga fueron incautados, apuntaron las autoridades.

Hasta el momento no hay información sobre por qué se compraron las armas. Pero el arresto se produce en medio de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y Venezuela.

El avión, registrado en Venezuela, tenía como destino la isla caribeña de San Vicente y las Granadinas, según la declaración de las autoridades norteamericanas.

No obstante, Jared Rine, un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional, dijo en una declaración jurada, que apoyaba la denuncia penal, que uno de los acusados después de ser arrestado confesó que el destino final del avión era Venezuela.

“Por mi formación y experiencia, sé que los pilotos han presentado planes de vuelo a terceros países para evitar la detección de sus destinos finales y así evitar el escrutinio de las autoridades policiales”, explicó Rine.

Las aeronaves registradas en Venezuela y los pilotos venezolanos han sido objeto de un intenso escrutinio últimamente por el contrabando de oro, cocaína y otras mercancías, ya que la administración de Donald Trump ha intensificado los esfuerzos para aislar al régimen de Maduro. Como parte de esos esfuerzos, todos los aviones registrados en Estados Unidos tienen prohibido volar a Venezuela.

La declaración de las autoridades norteamericanas indicó que los agentes de aduanas fueron alertados sobre un movimiento sospechoso de aviones en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood.