Nuevas especies de avispa insignia halladas en ámbar dominicano

0
19

Cuatro nuevas especies de avispas insignia parásitas que matan cucarachas han sido identificadas preservadas en resina de hace 25 millones de años fosilizada en ámbar dominicano y de México.

“Algunas especies de avispas Evaniidae incluso se han utilizado para controlar cucarachas en edificios”, dijo el investigador de la Universidad de Oregon State George Poinar Jr., cuyo hallazgo se publica en Historical Biology.

“A las avispas a veces se las llama heraldos de las cucarachas; si ves avispas insignia, sabes que hay al menos unas cuantas cucarachas alrededor. Nuestro estudio muestra que estas avispas existían hace unos 20 o 30 millones de años, probablemente con los mismos patrones de comportamiento con respecto a las cucarachas”, declaró en un comunicado.

Las avispas insignia, del orden de los himenópteros y científicamente conocidas como Evaniidae, se ganaron su nombre común porque su abdomen se asemeja a una insignia en un barco, generalmente izada en la popa o en la parte trasera del barco, que indica la nacionalidad.

“A medida que las avispas se mueven, su ‘insignia’ se mueve constantemente hacia arriba y hacia abajo como si ondearan una bandera”, dijo Poinar, profesor emérito de la Facultad de Ciencias de OSU y experto internacional en el uso de formas de vida de plantas y animales atrapadas en ámbar para aprender más sobre la biología y la ecología del pasado lejano.

Actualmente existen unas 400 especies de avispas insignia, distribuidas en 20 géneros. Las avispas viven en todas partes excepto en las regiones polares. Por lo general, miden de 5 a 7 milímetros de largo y no pican ni muerden, pero son letales para las cucarachas sin eclosionar.

Una avispa insignia hembra buscará casquillos de huevos de cucaracha, conocidos como ooteca, y pondrá un huevo sobre o en uno de los huevos de cucaracha dentro del estuche. Cuando el huevo de avispa eclosiona, la larva se come el huevo de cucaracha donde fue puesto.

Los estadios sucesivos de la larva luego consumen la otra docena de huevos dentro de la caja de huevos de cucaracha. Las larvas de avispas maduras pupan dentro de la caja de huevos de la cucaracha en camino a salir como adultos, y ninguna cría de cucaracha emerge de una caja de huevos infiltrada por una avispa insignia.

Al analizar especímenes de ámbar dominicano del período Terciario, Poinar pudo describir tres nuevas especies de avispas insignia: Evaniella setifera, Evaniella dominicana y Semaeomyia hispaniola. Describió una cuarta, Hyptia mexicana, de ámbar mexicano. El período Terciario comenzó hace 65 millones de años y duró más de 63 millones de años.

Ninguna cucaracha acompañaba a las avispas en el ámbar, pero se encontraron tres termitas voladoras junto con una avispa insignia en una de las piezas de ámbar dominicano. Es probable que las termitas estuvieran compartiendo un nido con las cucarachas y esto atrajo a la avispa, dijo Poinar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí