Defensa Civil activa su plan de contingencia por la temporada ciclónica 2019

0
291

Con la finalidad de asistir a la población ante cualquier fenómeno que pueda afectar al país durante la temporada ciclónica 2019, la Defensa Civil activó este miércoles su plan operativo, el cual contempla una serie de medidas de prevención y preparación, para fortalecer la capacidad de respuesta de la institución ante cualquier eventualidad  que se produzca en el período que oficialmente inicia el primero de junio y finaliza el 30 de noviembre de este año.

Mediante una nota de prensa, el general de brigada, Rafael Antonio Carrasco Paulino, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias y director ejecutivo de la Defensa Civil, anunció que el plan, en coordinación con los 32 directores provinciales del organismo, dispondrá de un total de 14,126 voluntarios y 337 empleados a nivel nacional.

Carrasco Paulino recordó que la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) comunicó que esta temporada está catalogada por debajo del promedio, con un total de 21 tormentas nombradas, cinco de las cuales se convertirán en huracanes y dos en ciclones mayores.

“Contamos con 124 médicos y paramédicos especialistas en búsqueda y rescate, calificados para brindar asistencia en los casos de emergencia que se presenten, así como 23 ambulancias equipadas y dotadas de medicamentos. Además, disponemos de 21 embarcaciones, con 83 buzos y 635 salvavidas, para el rescate acuático”, resaltó.

Igualmente, expuso que la entidad dispondrán de ocho unidades caninas, ocho unidades móviles de rescate, 250 vehículos todoterreno y cuatro aeronaves no tripuladas (drones), con el propósito de realizar labores de búsqueda y localización de personas ubicadas en zonas vulnerables y de difícil acceso.

Asimismo, destacó también que cuentan con un equipo de radio VHF, con capacidad de 128 canales en frecuencia de radioaficionados, para restablecer la comunicación en lugares que resulten afectados.

En la misma medida, disponen de cinco centros de acopio y 3 mil 229 centros colectivos (albergues) distribuidos en todo el territorio nacional, con capacidad de alojamiento para 798,484 personas que requieran ser evacuadas de zonas vulnerables.

Foto: Defensa Civil en Twitter

Medidas preventivas

Para minimizar las zonas de riesgo, el general  Carrasco Paulino indicó que en coordinación con los comités de prevención, mitigación y respuesta ante desastres provinciales y municipales, el personal de la Defensa Civil realiza limpieza de imbornales y cañadas, poda de árboles, al igual que verificaciones del tendido eléctrico, en conjunto con las empresas distribuidoras de electricidad.

Asimismo, esta campaña preventiva contempla recorridos por los distintos medios de comunicación, escuelas, programa radial, distribución de 450,000 brochures informativos, perifoneos, preparación de redes comunitarias, difusión de mensajes en redes sociales y página web, donde se orientará a la población sobre qué hacer antes, durante y después de un huracán.

Así como capacitaciones de primeros auxilios básicos en la modalidad presencial y virtual, a través de la Escuela Nacional de Gestión de Riesgos.

Ejercicio de simulación de huracán

Para poner a prueba el uso de las informaciones suministradas por las instituciones que conforman el Sistema Integrado Nacional de Información (SINI) de la Comisión Nacional de Emergencias, fue llevado a cabo un ejercicio de simulación del impacto de un huracán categoría 5, sobre la parte oeste-noroeste de la isla, alertando a las provincias de Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte, Espaillat, Hermanas Mirabal, Puerto Plata, Santiago, Valverde y Montecristi.

Informó que a través del centro de monitoreo, se pudo realizar un análisis de las amenazas, vulnerabilidades y riesgos de las comunidades afectadas, facilitando la toma de decisiones del Consejo Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta que preside el presidente de la República y del COE, y permitió diagnosticar la capacidad de respuesta institucional de la Defensa Civil, para actuar en caso de que se produjera una eventualidad de gran magnitud.