Karina Larrauri sobre el COVID: Llegó para instalarse en casa y obligarnos a un confinamiento

0
54

La productora y presentadora de televisión Karina Larrauri dijo este martes que el coronavirus llegó para instalarse en su casa y obligar a toda su familia a un estricto confinamiento.

“Y así llegó arrebatándonos el olfato y trastornando nuestro paladar. Llegó para instalarse en casa y obligarnos a un confinamiento más estricto aún. Sin salir, ni a lo indispensable”, escribió en Intagram con una foto en la que se puede leer “Esta vez nos tocó a nosotros”.

Informó que ella y su familia llevan  más de 120 días viviendo apegados a la responsabilidad que implica su salud y la de los demás, sin embargo, “aquí esta. Todos somos vulnerables”.

Agregó que los procesos son lentos, tediosos, muchas personas esperando por pruebas, por atención médica.

Larrauri  manifestó que la intención de compartir su experiencia viene dada para que de una vez y por todas se rompa el estigma que le han agregado a esta situación y para que “empecemos a entender que lo más importante es que todos los que han estado por una u otra razón cerca de ti, lo sepan y tomen las medidas”.

“A veces vemos la vida pasar entendiendo que muchas cosas le pasarán ‘a otros’, nunca a ‘nosotros’. Como si estuviéramos en un selecto grupo que es invencible a todo; y no. Como pocas veces en la vida, estamos todos expuestos en la misma proporción. Lo justo”, indicó.

Ante todo esto, la comunicadora dijo que existen muchas cuestionantes  que puede responder y ayudar en el proceso, sin embargo, aún quedan muchas por responder de manera certera.

Entre esas tantas preguntas respondió esta:

“¿Qué no debemos olvidar? Que tenemos que cuidarnos más que nunca.

Que ser “joven” no quita la responsabilidad de contraerlo y pasarlo a alguien con condiciones distintas a las tuyas.

Que usar la mascarilla es para protegerte pero también por amor y protección de los demás.

Que quedarteencasa, si puedes, es mejor.

Estoy convencida de que vendrán mejores tiempos pero ahora, ahora no podemos aflojar.