Puerto Rico, islas se alistan para posible tormenta tropical

0
50

SAN JUAN. — Un sistema de tormentas que se dirige hacia el este del Caribe podría convertirse en una tormenta tropical el miércoles, y meteorólogos advirtieron a Puerto Rico y a otras islas que se preparen para la posibilidad de registrar peligrosos aguaceros y fuertes vientos.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) está previsto que la tormenta pase cerca o por encima de las Islas de Sotavento y Puerto Rico el miércoles en la noche, y pase por la costa norte de La Española un día después en una ruta que la llevaría a territorio estadounidense durante el fin de semana.

Pero el NHC advirtió que era demasiado pronto para determinar el posible comportamiento del meteoro. “No se pude olvidar que dado que el sistema sigue en la etapa formativa, existe una incertidumbre mayor al promedio en torno a los pronósticos tanto de la trayectoria a corto y largo plazo como de la intensidad”, apuntó el centro en su aviso.

Los meteorólogos emitieron avisos por tormenta tropical para Puerto Rico, las Islas Vírgenes Británicas y de Estados Unidos, Antigua, Barbuda, Dominica, Martinica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Guadalupe, San Martín, Saba, San Eustaquio y algunas partes de República Dominicana. Una alerta de este tipo supone que se prevén condiciones de tormenta tropical dentro de las próximas 36 horas.

La previsión advirtió que, a su paso por las islas, el sistema podría arrojar entre 8 y 15 centímetros (de 3 a 6 pulgadas) de lluvia, con puntos aislados de hasta 25 centímetros (10 pulgadas).

Las autoridades de Puerto Rico se mostraron preocupadas por posibles deslaves e inundaciones y pidieron a la población que tome precauciones.

Señalaron que el territorio estadounidense enfrenta un repunte de casos de coronavirus, y que sigue recuperándose del devastador paso del huracán María en 2017 y de una serie de terremotos que dañaron o destruyeron cientos de viviendas en el sur de la isla a principios de este año.

“No estamos en una situación como María, pero hay que tenerle respeto”, señaló Pedro Janer, secretario de Seguridad Pública.

En una conferencia de prensa, la gobernadora Wanda Vázquez dijo que se prevé que la tormenta cause apagones. El tendido eléctrico de Puerto Rico quedó destrozado tras el paso de María, y el actual es frágil y susceptible a fallos. Antes el martes, la autoridad eléctrica de la isla y líderes sindicales anunciaron que más de 450.000 clientes se quedaron brevemente sin electricidad cuando una planta quedó fuera de servicio por razones que se desconocían.

Vázquez añadió que se prepararon más de 300 albergues en toda la isla para recibir gente si fuese necesario y que había más de 130.000 mascarillas disponibles.

“Nos ha tocado vivir varias emergencias a la vez”, dijo Vázquez. “Quiero que mantengan la tranquilidad”.

Los vientos máximos sostenidos del sistema de tormentas alcanzaban los 65 km/h (40 mph) el martes en la noche. Se ubicaba a 380 kilómetros (235 millas) al sureste de las Islas de Sotavento y se movía en dirección oeste-noroeste a 41 km/h (25 mph).