Turistas deberán tener una prueba de COVID-19 para ingresar a RD

0
89

El ministro de la Presidencia y coordinador de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control contra el Coronavirus, Gustavo Montalvo, dijo este martes que a partir del próximo jueves 30 de este mes, los pasajeros que ingresen al país deberán de presentar una prueba PCR de COVID-19 realizada con cinco días de antelación.

Asimismo, aseguró que en caso de que una persona no disponga de esos resultados las autoridades de salud la estará realizando, según corresponda, en el mismo aeropuerto.

«Tal y como se hace en otros países, a toda persona que llegue a nuestro territorio, se le evaluará su condición de salud y, de dar positivo en la prueba o síntomas asociados al COVID- 19, será aislado en los centros habilitados con este objetivo», dijo Montalvo.

Manifestó además que el Gobierno estará costeando las pruebas y que el procedimiento es un esfuerzo tanto para el personal del aeropuerto como el retraso de algunos minutos de los pasajeros durante el tiempo que tome el proceso.

«Sin embargo, no podemos ser uno de los únicos países que tiene fronteras completamente abiertas, sin control alguno. Incluso para la misma imagen del país como destino turístico, ¿quisiéramos ser conocidos como el único país que no exige pruebas al inicio? ¿Se sentirían los turistas seguros de venir al país sin saber si los demás están contagiados, y sin control previo?

Además, ¿es ético cerrar los ojos ante las condiciones de salud de las miles de personas que diariamente ingresan al país, sin esforzarnos por evitar que contagien a los demás, tanto extranjeros como dominicanos?

Algunos grupos minoritarios que resisten estas medidas deben entender que, como gobierno, además de la rentabilidad económica de los sectores, somos los llamados a velar por el bienestar de la población», aseveró.

Expresó que el país ha abierto sus fronteras apostado a que se puede desarrollar el turismo preparado pata el coronavirus, tanto por la baja densidad de los hoteles, como por la ventilación natural de nuestro principal aeropuerto, pero siempre con los debidos controles.