Por qué algunos animales se contagian de COVID-19 y otros no

0
147

Canadá.- Los científicos finalmente han descubierto el misterio de por qué algunos animales son vulnerables a la infección por coronavirus mientras que otros no lo son. Afirman que se debe a pequeñas diferencias en la estructura molecular de sus receptores ACE2, que se encuentran en la superficie celular.

La ACE2 es común en los seres humanos y se encuentra en todo el cuerpo, incluso en los pulmones. Se la ha denominado la “puerta de entrada” al coronavirus. Muchos animales tienen su propia versión de ACE2, pero la versión de cada especie es ligeramente diferente en su estructura molecular. Estas diferencias, creen los científicos, explican por qué algunos animales, como los gatos y las vacas, se infectan, mientras que otras especies, incluidos los cerdos y las gallinas, son inmunes.

Durante el transcurso de la pandemia, se han reportado muchos casos de animales infectados con el coronavirus. Los estudios científicos también han analizado los genomas de varias especies en las que no ha habido casos confirmados, pero el animal podría infectarse si se expone.

Un estudio separado publicado en noviembre por investigadores de la Universidad de Dalhousie en Canadá examinó los mamíferos marinos y descubrió que al menos 15 especies de delfines, focas y ballenas podrían estar infectadas. Ambos estudios trabajaron en situaciones hipotéticas basadas en el conocimiento preexistente del SARS-CoV-2 y los genes animales que fabrican el receptor ACE2.

La última investigación, publicada en la revistaPLOS Computational Biologyse basó en estos hallazgos pasados y creó modelos informáticos del receptor ACE2 que se encuentra en 28 especies animales. Investigadores de la Universidad de Stanford encontraron que el receptor se veía muy similar en todas las especies analizadas. El más similar a los humanos fue el de los chimpancés (99,5 por ciento de similitud) y el más diferente fue en los peces de colores (72 por ciento de similitud).

Luego, los investigadores realizaron pruebas por computadora para combinar virtualmente el pico de coronavirus con el receptor ACE2 de cada animal predecir los enlaces que se establecerían o no en las coyunturas críticas.