Directora de centro educativo considera que expandir amor es la mejor vacuna contra el coronavirus

0
75

Sor Altagracia, directora de la Escuela Generosa Ferreira asegura que los tiempos de crisis son oportunidades para crecer

SABANA IGLESIA, SANTIAGO. –Sor Altagracia Rosario Burgos, directora de la Escuela Generosa Ferreira, ve la situación generada por el coronavirus como una gran oportunidad para afianzar los valores, la unidad familiar y amor por la escuela, al tener la creencia de que expandir amor es la mejor vacuna contra la pandemia.

La religiosa dijo que al ver las actuaciones de cientos de familias y de maestros no se cansa de repetir: “Bendito sea Dios que, en medio de la crisis, nos da la gran oportunidad de crecer”.

“Yo siento que los tiempos de crisis son oportunidades para crecer y esta pandemia, a pesar de que ha sido algo negativo, nos ha traído cosas positivas”, expresó la también educadora, reconocida por toda la comunidad gracias a su vocación de servicio y entrega para mantener la calidad educativa.

Citó el hecho de que en los actuales momentos los padres pueden estar mayor tiempo con sus hijos y que se hayan dado cuenta que tienen, incluso, la capacidad para educar y ser sus maestros.

En cuanto a los maestros, manifestó que la pandemia les ha permitido ser parte de las innovaciones tecnológicas “y conocer habilidades que quizás ellos no pensaban que las tenían”.

“Dios les ha dado la oportunidad a los maestros de desarrollar cualidades y estar más unidos con sus alumnos”, indicó.

  Resalta apoyo del MINERD

Sor Altagracia aprovechó para resaltar el respaldo que ha brindado el MINERD a toda la comunidad educativa en medio de la pandemia

“Dios siempre se engrandece y nos hemos dado cuenta que, a pesar de la distancia ahora en medio de la pandemia, estamos más unidos con el Ministerio de Educación”, precisó.

Al mostrar las instalaciones de la Escuela Generosa Ferreira, Sor Altagracia agradeció al ministro Antonio Peña Mirabal por tener en cuenta que “todos somos importantes y como dice el Papa Francisco todos andamos en la misma barca”.

“Bendito sea Dios que en medio de la crisis nos da la oportunidad de crecer”, con estas palabras citó la religiosa el caso de la madre Alexandra Cruz Cruz, quien unida a su hijo Alexander, de tercer grado de primaria, ha aprendido a leer y escribir gracias a los contenidos que diariamente le envían los maestros.

Coincidió con los docentes en el sentido de que la integración de la familia en el proceso enseñanza-aprendizaje ha sido increíble luego de la suspensión de docencia por motivo de la pandemia del coronavirus.

Las declaraciones de Sor Altagracia se produjeron ante la presencia de una comisión del MINERD encabezada por Diego Pesqueira, director de Comunicación y Relaciones Publicas.