Alburquerque busca limpiar imagen de DNCD

0
239

El nuevo presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Félix Alburquerque Compres, informó ayer que ha implementado algunas medidas en busca de reestructurar toda la plataforma de la institución y así mejorar su imagen.

Para tales fines ha iniciado un proceso de revisión interna, es decir de una profilaxis, con la ejecución de pruebas simétricas de integridad y un proceso de ética donde cada agente de observar un código de conducta moral, entre otros.

“Estamos hablando de un trabajo integral junto con el Ministerio Público, estamos hablando de entrenamientos y capacitación, lo que ayudará a aplicar el régimen de consecuencia”, explicó el vicealmirante.

Asimismo, durante una conversación con el periodista Pablo McKinney, en el programa Enfoque Matinal, que se difunde por CDN, canal 37, agregó que recientemente el presidente Danilo Medina instruyó para que le sea aplicado un aumento salarial a sus miembros, el cual va desde un 10% hasta un 200%, “de abajo hacia arriba”. El salario de un agente en la actualidad parte desde los 23 mil pesos, más las recompensas.

Al hablar sobre el tema de la droga en los barrios aclaró que en suelo local no se produce droga, más bien se utiliza como un puente para el narcotráfico.

Para combatir este flagelo, la DNCD lo aborda desde dos aspectos, un programa de orientación comunitaria y otro de capacitación y entrenamiento.

Además, el vicealmirante apuntó que a través de esas líneas han podido desmantelar en poco tiempo varios puntos de drogas.

Atribuye microtráfico a pago en especies y drogas

Alburquerque Compres atribuyó el incremento del microtráfico en los barrios a que antiguamente los narcotraficantes del país recibían alrededor de un 20% en efectivo, pero que en la actualidad lo hacen en especies o material, es decir, droga, y que ese estupefaciente lo convierten y los llevan a los barrios.
Asimismo, lamentó que la mayoría de las personas que entran al vicio de las drogas son víctimas de los tentáculos del narcotráfico y que provienen de hogares distorsionados. Pero también lo atribuyó a la perdida de los valores.

Vía: elcaribe.com.do