RD Incluye, inclusión de buenas prácticas para la infancia con discapacidad

0
339

Hace 9 años Holizia Edzil Joseph sufrió un accidente automovilístico que requirió amputarle parte de su brazo izquierdo, “casi pierdo mi mano derecha, si ves está reconstruida y a pesar de todo he salido a flote y he logrado muchas cosas que pensé que no iba a lograr. Por ejemplo, volver a trabajar. Después del accidente quedé muy mal, llegué a pensar que quedaría en silla de ruedas debido a todos los traumas que sufrí, pero con el apoyo recibido y mucha fuerza de voluntad estoy aquí, porque hay que seguir adelante a pesar de las dificultades”.

Holizia es agente de salud emocional del Hogar Escuela Andrés de Boca Chica, uno de los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI). Y otro de sus logros personales es haber culminado su carrera universitaria y estar en constante formación para hacer cada vez mejor su trabajo.

Soy psicóloga clínica y me he ido especializando en el área de modificación de conducta que me permite el diseño de estrategias, para ayudar a padres y madres con niños o niñas que presentan cierta discapacidad o comportamiento que a veces, por desconocimiento, no ha sido atendida”.

El Hogar Escuela Andrés atiende a un total de 207 niños y niñas. De esta población entre 6 y 10 niños y niñas se atienden con Holizia diariamente, fuera de las consultas que realiza con padres y madres en este centro.

Según datos del INAIPI existen 110 CAIPI y 409 Centros de Atención a la Infancia y Familia (CAFI) cuya matrícula total es de 174,920 niños y niñas. De esta población, se atienden 1,078 infantes con discapacidad. 

Nosotros nos regimos por las señales de alerta en el desarrollo, basadas en la evolución esperada de un niño o niña (según su edad) a nivel cognitivo, social, físico, etc. Cuando alguno de estos aspectos se sale del rango de edad,esto se considera una señal de alerta y es entonces cuandonuestras agentes de salud emocional activan el protocolo de atención, según nuestro manual de alerta en el desarrollo, señala María Angélica Alonso, técnica nacional de atención a la discapacidad de INAIPI.

La detección de señales de alerta fue lo que  posible atender (oportunamente) la discapacidad en el lenguaje de Harley, un niño de 3 años que está siendo tratado desde hace dos años en un Centro de Atención Integral para la Discapacidad a través del CAIPI La Fe de Los Alcarrizos, con una matrícula de 226 niños y niñas

Con las terapias del lenguaje, mi hijo ha desarrollado habilidades sociales, preferencias definidas, como por ejemplo qué le gusta comer. Como padre, me siento muy feliz de ver los avances que ha tenido mi hijo”, explica Nelson Ramírez, padre de Harley.

Nelson tiene dos niñas y un niño (Harley), su pequeño de 3 años al cual ha estado acompañando tanto en las terapias de lenguaje, como en todo el proceso que ha requerido su hijo. Esto ha permitido que Patricia Méndez su esposa, pueda cuidar de las niñas y realizar otras actividades para aportar al sostén del hogar.

A mí no me da vergüenza venir a las terapias de mi hijo, por más problemas que yo tenga mi hijo es lo más importante. Aunque esto me queda lejos, porque trabajo en la ciudad como entrenador de béisbol, mi hijo vale el tiempo y el esfuerzo, explica Nelson.

Para Patricia, el rol que ha asumido su esposo Nelson en todo el proceso significa un gran apoyo: “la mayoría de los hombres le dicen a las mujeres: haz eso tú, no tengo tiempo. Por eso me siento bien con que Nelson haga esto…”, explica.

La inclusión es una oportunidad para el enriquecimiento de la sociedad, a través de la activa participación en la vida familiar, en la educación, en el trabajo y en general en todos los procesos sociales, culturales y en las comunidades.

Desde esta perspectiva, el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS) con apoyo del PNUD ha desarrollado el Sello RD Incluye, cuyo objetivo es fomentar la aplicación del marco normativo nacional e internacional en materia de derechos de las personas con discapacidad a través del reconocimiento a las instituciones que realizan buenas prácticas inclusivas para las personas con discapacidad

”Con el Sello RD Incluye queremos mostrar aquella República Dominicana que toma en cuenta a las personas con discapacidad y sus familias, que valora las diferencias, los talentos y las capacidades de esta población y que, además, está comprometida con la creación de oportunidades para su desarrollo” , expresó Magino Corporán Lorenzo, director del CONADIS.

Se han realizado dos ediciones, en las cuales han sido reconocidas 79 instituciones públicas y privadas entre 2017 y 2018. Entre estas se destaca el INAIPI por su atención integral a la primera infancia con discapacidad, la inclusión laboral de personas con discapacidad, la sensibilización sobre discapacidad a su personal, familias y socios; y la accesibilidad física de sus instalaciones.

Este es un año de fiesta. Como ustedes saben, ésta es una institución que solo tiene 3 años y por segundo año ha sido reconocida por sus prácticas inclusivas. Desde el diseño de la política nos planteamos el enfoque inclusivo como un eje de nuestro trabajo y ¿qué significa eso en la práctica? Significa que niños y niñas con discapacidad que encontramos en las comunidades, desde el principio reciben atención o en un CAIPI o un CAFI, posterior al diagnóstico sociofamiliar que hacemos en los territorios y el índice de vulnerabilidad quetenga su familia”, señala Larissa Pelletier, directora de Desarrollo Infantil del INAIPI.

Larissa explica que paralelamente se ha hecho un trabajo a lo interno de la institución para formar y sensibilizar a todo el personal. “Estamos hablando de que hemos capacitado a más de dos mil personas a través de talleres, diálogos, cineforos y capacitaciones en lenguaje de señas, entre otras actividades”.

El INAIPI realizará una evaluación sobre la perspectiva de género y cómo fortalecer el papel del hombre en la crianza de sus hijas e hijas, pero también cómo la institución se va a preparar para trabajar con ellos y “este es uno de los retos que nos hemos planteado y que abordaremos el año que viene junto a otras iniciativas de cara al tema de discapacidad en la infancia, precisó Pelletier.

vía:acento.com.do