Teleférico y Metro

0
283

Ocho meses después de que fuera formalmente inaugurado el Teleférico de Santo Domingo (TSD) quedará fuera de servicio durante 15 días.

La razón de esa suspensión es que “el contrato de diseño, fabricación, construcción y puesta en marcha del primer sistema de transporte público masivo por cable de la ciudad de Santo Domingo Urbe-24-2015 a cargo del Consorcio Poma-J. Fortuna, estipula dentro de sus actividades ejecutar los términos de mantenimientos rutinarios necesarios en los primeros años de funcionamiento del sistema”.

A nadie se le había dicho que eso ocurriría en un sistema de transporte “masivo” que atiende necesidades principalmente a miles de personas de la zona Norte de Santo Domingo y Santo Domingo Este.

Según un comunicado divulgado ayer por Urbe y el Metro de Santo Domingo, los mantenimientos del sistema se realizarán desde el 16 hasta el 31 de este mes.

Aparentemente, para los usuarios no será ningún problema. Las autoridades, en combinación con la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), dispondrán de un servicio de guaguas en las estaciones de Sabana Perdida, Charles de Gaulle y Los Tres Brazos que llevarán a la gente hasta las diferentes estaciones del Metro.

¡Magnífico! Ante esta eventualidad, no podemos evitar volver hacia las inquietudes sobre la construcción de una nueva línea del teleférico para transporte cotidiano de pasajeros, al oeste del Distrito Nacional, en el municipio de Los Alcarrizos, hasta la parada del Metro del kilómetro 9 de la autopista Duarte.

Para muchas personas tiene más sentido que prolongaran la línea del Metro de Santo Domingo hasta la entrada de Los Alcarrizos. Es parte del proyecto original.

En forma alguna, esa extensión no impactará el entorno de esa parte de la ciudad, como necesariamente ocurrirá con un teleférico, que por demás tiene menor capacidad de transportación. Que es más barato… Quizás no requiera discusión, pero a la postre, dejaría mejores resultados.

El presidente Danilo Medina debe revisar, serenamente, la viabilidad de un teleférico versus la prolongación de la línea II del Metro hasta la entrada de Los Alcarrizos. Cosa de simple sentido común, nada de expertos.

Vía:elcaribe.com.do