Por qué los perros podrían ser el futuro en la detección rápida del coronavirus

0
169

A los viajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki se les ofrece una prueba de coronavirus voluntaria que toma 10 segundos y no requiere de un incómodo hisopo nasal. La prueba la hace un perro.

Un par de caninos detectores de coronavirus comenzaron a trabajar en el aeropuerto finlandés el miércoles como parte de un programa piloto que pretende detectar infecciones al usar el sudor de los pasajeros que llegan, recogido en toallitas.

En los últimos meses, los aeropuertos internacionales han introducido varios métodos para detectar el virus en los viajeros, incluyendo pruebas de saliva, controles de temperatura y barridos nasales. Pero los investigadores en Finlandia dicen que el uso de perros podría resultar más barato, más rápido y más eficaz.

Una vez que los pasajeros que llegan del extranjero han recogido su equipaje, se les invita a limpiarse el cuello para recoger muestras de sudor y dejar las toallitas en una caja. Detrás de una pared, un entrenador de perros pone la caja junto a latas que contienen diferentes olores, y un perro se pone a trabajar.

Los perros pueden detectar un paciente infectado con coronavirus en 10 segundos, y todo el proceso toma un minuto de principio a fin, dicen los investigadores. Si el perro da un resultado positivo, el pasajero es dirigido al centro de salud del aeropuerto para una prueba del virus gratuita.

¿Por qué perros?

Los perros tienen un sentido del olfato particularmente agudo y han sido empleados desde hace mucho tiempo en los aeropuertos para olfatear bombas, drogas y otros materiales de contrabando en el equipaje.

También han sido capaces de detectar enfermedades como el cáncer y la malaria. Así que, en medio de una pandemia, el entrenamiento de perros para detectar la COVID-19 se convirtió en una opción obvia, dijo Anna Hielm-Bjorkman, una investigadora de la Universidad de Helsinki que está monitoreando la prueba.

Y parece que están cumpliendo con la tarea, dijo. En la primera etapa del ensayo, los perros pudieron olfatear el virus en una persona asintomática, o a quien todavía no le aparecían los síntomas. Lo detectaron en una etapa más temprana que la prueba de PCR, la herramienta de diagnóstico más utilizada para el nuevo coronavirus.

En julio, investigadores de la Universidad Médica Veterinaria de Hannover, en Alemania, también descubrieron que con una semana de entrenamiento, los perros pudieron distinguir muestras de saliva de personas infectadas con el coronavirus de muestras no infectadas, con una tasa de éxito del 94 por ciento.

Los perros no parecen infectarse fácilmente con el coronavirus, aunque aparentemente ha ocurrido en algunos casos. Otros animales, como los gatos, parecen ser mucho más susceptibles. No hay evidencia de que los perros desarrollen ningún síntoma o de que puedan transmitir el virus a las personas o a otros animales.

¿Cómo lo hacen?

Los perros rastreadores, que están entrenados para reconocer el olor del virus, lo detectan al oler muestras de orina o sudor, según informó la facultad de veterinaria de la Universidad de Helsinki.

Hielm-Bjorkman dijo que ella y su equipo habían entrenado a los perros haciendo un sonido específico tan pronto como los perros indicaban una muestra positiva, “y sí, un premio también”, dijo. Cuando los perros huelen una muestra negativa, no ocurre nada y pasan a la siguiente.

Wise Nose, una organización finlandesa que se especializa en la detección de olores, se asoció con la facultad para entrenar a 16 perros, cuatro de los cuales empiezan a trabajar en el aeropuerto esta semana. Seis siguen en entrenamiento, y los otros no pudieron trabajar en un ambiente ruidoso.

“Todos los perros pueden ser entrenados para oler el coronavirus, pero son individuos y no todos ellos pueden trabajar en un aeropuerto”, dijo Virpi Perala, representante de Evidensia, una red de hospitales y clínicas veterinarias que financió la primera etapa del ensayo.