Infertilidad: ¿Qué camino tomar?

0
467

La infertilidad es, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una dificultad que afecta de un 12 a un 20 % de la población de Latinoamérica.

Millones de personas alrededor del mundo se ven ante la imposibilidad de finalizar un embarazo de forma satisfactoria y dar paso al nacimiento de un bebé sano, lo que provoca gran desesperanza entre los aspirantes a padres.

Sin embargo, hoy en día es afortunadamente amplia la pizarra de posibilidades respecto a este tema.

La Dra. Konny Abreu, ginecóloga especializada en Endocrinología de la Reproducción e Infertilidad, nos explica que existen varios factores que pueden ocasionar esta última. En las mujeres, las causas más comunes son la endometriosis, problemas de ovulación, síndrome del ovario poliqúistico, obstrucción de las trompas de Falopio, óvulos de mala calidad, anomalías en el útero e incluso estrés, problemas de peso y fumar. Para los hombres, estas complicaciones van desde alteraciones testiculares y problemas de próstata hasta variaciones en la producción y movilidad del semen, así como problemas de eyaculación precoz o de erección.

Añade que las probabilidades de padecer de infertilidad están divididas en porcentajes de un 40 % para la mujer, 40 % para el hombre y 20 % para ambos o causas de origen desconocido.

Ahora bien, Konny Abreu advierte que es importante saber distinguir entre infertilidad y esterilidad. Para ello se toma en cuenta que con la infertilidad sí es posible que un espermatozoide fecunde un óvulo, sin embargo, la gestación no es completada exitosamente y el bebé no llega a nacer. Por su lado, con la esterilidad, dicha fecundación no es posible, por lo que no se da paso a un embrión. Pero, ¿cómo saber si realmente padece de infertilidad? En este aspecto, la edad tiene mucho que ver. Abreu explica que la mejor edad reproductiva de una mujer es de los 20 a 25 años, y que a partir de los 30 años la fertilidad disminuye gradualmente, sobre todo después de los 35 años. Por esta razón, especialistas recomiendan considerar el tratamiento como opción si, teniendo menos de 35 años, se ha intentado el embarazo durante por lo menos un año; y para los mayores de esta edad, si se ha intentado durante más de 5 meses. Cada mes que lo intente, una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene una probabilidad del 20 % de quedar embarazada.

Sobre los tratamientos utilizados para combatir este padecimiento, Abreu explica que el primer paso antes de proceder, siempre debe ser asegurarse que las trompas de Falopio estén en condiciones normales; en segunda instancia, que la mujer ovule cada mes y, por último, que el factor masculino sea adecuado para conseguir un embarazo.

Asegurado lo anterior, los métodos contra la infertilidad se dividen en categorías de alta y baja complejidad, y comprenden técnicas variadas que van desde coitos programados hasta fecundaciones in vitro.

A estos métodos se suman los avances de la ciencia y la tecnología, que aumentan cada vez más la posibilidad de concebir un embarazo exitoso.

El lado emocional Recibir el diagnóstico de que un miembro de la pareja es infértil representa un duelo muy difícil. En estos momentos, lo primordial es mantener una buena comunicación entre ambos y empezar a ver la situación como un reto en lugar de una derrota.

Especialistas recomiendan empaparse de información, buscar ayuda profesional y mantener siempre una actitud positiva, libre de estrés, antes de iniciar cualquier tratamiento. En todo este trayecto es muy importante cuidar del gran peso emocional que conllevan este tipo de procedimientos.

La depresión, inseguridad y negación son solo pocos de los sentimientos de frustración que atraviesan las personas que intentan, sin éxito, tener hijos. Por ello, Konny Abreu recomienda que se consulte con un psicólogo para que la pareja comprenda los pro y los contra del tratamiento a nivel psicológico.

“El soporte durante el proceso es parte de toda terapia reproductiva, aún sea de baja complejidad”, afirma.

Vía: listindiario.com