El COVID-19 golpea con fuerza al baloncesto local

0
50
Rafael Uribe, presidente de Fedombal, habla con elCaribe sobre la situación

El baloncesto es uno de los deportes que más ha sufrido los embates del COVID-19 en el país. Suspensión de torneos, varios de estos movidos para el próximo año, resultados positivos de presidentes de asociaciones, así como de árbitros y miembros de la Federación Dominicana de Baloncesto (Fedombal).

Rafael Uribe, presidente de Fedombal, informó que los torneos que no se realizarán este año son los de La Romana, Higüey, Neyba, Santiago Rodríguez y Monte Plata, en tanto los que se encuentran suspendidos son los del Distrito Nacional y el de Santiago.

Reveló que dentro de los presidentes de asociaciones que han dado positivo al coronavirus están Vinicio Clase, de Puerto Plata, y Tulio Quezada, de Azua; por igual Joel Pérez, presidente de los árbitros del Distrito Nacional, así como el director administrativo de Fedombal Junior Páez, y otros como el dirigente David Díaz y la representante de la entidad en Nueva York, Carmen Gómez.

“Realmente esto ha sido algo muy fuerte para nosotros y estamos tratando de poder superar esta gran pandemia que nos ha afectado”, sostuvo Uribe a elCaribe. Indicó que, ante esta situación, se han mantenido en conversación constante con la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), el Ministerio de Deportes (Miderec), así como con el Comité Olímpico Dominicano (COD) con la finalidad de aunar esfuerzos para tratar de manejar los estragos del coronavirus.

“Hay torneos como el del Higüey que son costeros donde el turismo es una parte fundamental del sostenimiento del mismo y en la actualidad las circunstancias no son buenas debido a esta pandemia”, sostuvo el federado. Uribe informó, además, que está en conversaciones con Antonio Mir, presidente de la la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), para determinar el curso de acción del campeonato pautado para este año.

“Estamos en sesión permanente debido a que todo lo que se había programado a nivel de salud, así como del proceso de desescalada en la que nos encontrábamos, que era del tres al cuarto (nivel), se ha tenido que darle hacia atrás debido al auge y la propagación del virus”, señaló Uribe.