La Vicepresidencia intensifica combate del embarazo precoz

0
413

La Vicepresidencia de la República intensificará su lucha contra los embarazos en adolescentes en el país, con especial atención en Baní y Boca Chica donde se registra una alta incidencia de esta problemática que tiene un impacto negativo en la salud, educación, economía y el futuro de la juventud.

En cumplimiento con el Plan Nacional para la Reducción de Embarazos en Adolescentes en la República Dominicana 2019-2023 (PREA-RD), la Vicepresidencia, junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizan los aprestos para llevar a cabo en los próximos meses un levantamiento de información socioeconómica en mil hogares donde habitan madres adolescentes en los citados municipios, a fin de que la intervención estatal en prevención sea más efectiva.

Con los resultados que arroje dicho estudio se pretende fortalecer las políticas públicas para reducir la vulnerabilidad de las adolescentes embarazadas o que son madres, mediante la generación de oportunidades y capacidades que les permitan vivir una vida digna.

La Vicepresidencia, a través del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), aportará el personal y capacitación técnica necesaria para el levantamiento, mientras que el PNUD intervendrá con los recursos económicos.

 

Una carga para la familia y el Estado

Para la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales (GCPS), doctora Margarita Cedeño, el embarazo en adolescentes es la mayor amenaza para el desarrollo del país, porque afecta la salud, la educación y el futuro de la juventud.

La problemática representa una carga no solo para la madre adolescente, sino para la familia y el Estado, ya que el costo estimado en la atención del embarazo y la maternidad en jóvenes representa 33 veces la inversión estimada en el PREA-RD, es decir, 2,103 millones de pesos anuales, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

El organismo estima que la República Dominicana se encuentra entre los cinco países con mayor proporción de embarazos precoces de América Latina. La tasa de natalidad en adolescentes de 15 a 19 años en el país es de 90 por cada mil. Casi duplica la mundial que es de 51.

Asimismo, afirma que una de cada cuatro mujeres (24%) de entre 20 y 49 años tuvo un hijo antes de los 18 años y casi la mitad (41%) antes de los 20 años. Las principales causas relacionadas con la deserción escolar son el embarazo, el cuidado infantil y la inserción laboral.

 

Un freno que limita el desarrollo de las jóvenes

La normalización del embarazo en el entorno comunitario, pobreza extrema, escasas oportunidades de acceso a capacitación por falta de escuelas laborales y la interpretación del éxito como el consumo y tenencia de bienes, son algunas de las causas de la alta tasa de embarazo adolescente según el economista senior del PNUD, Sócrates Barinas, quien señala que el flagelo limita las posibilidades de las mujeres de tener una vida larga y saludable.