Testigo admite no encontró vínculos entre Tommy Galán y la constructora Odebrecht

0
55

La testigo número 11 del Ministerio Público en el juicio de fondo que se sigue a los seis imputados en el caso Odebrecht, Jissel del Carmen Paulino, admitió este jueves que en los informes financieros no encontró vínculo alguno entre la constructora brasileña y el exsenador de San Cristóbal, Tommy Galán.

Sin embargo, el Ministerio Público afirmó que el ex legislador manejó más de 220 millones de pesos a través de sus empresas, cantidad en la que podría estar incluida una parte de los 92 millones de dólares que supuestamente repartió como soborno la constructora Odebrecht en el país.

Los fiscales insisten en que hay indicios suficientes en los movimientos financieros realizados por Galán en el período 2002-2016, cuando representaba ante el Senado a la provincia San Cristóbal.

La representante del Ministerio Público, Mirna Ortiz estableció que la testigo (analista financiera) no puede establecer si hubo ilícitos o no, porque su función se circunscribe a presentar un informe sobre informaciones financieras suministradas por la Superintendencia de Bancos y la Dirección General de Impuestos Internos.

No obstante, Galán proclamó a su salida de la sala de audiencias que con ese informe se anotó un punto a su favor.

En la audiencia también fueron incorporadas nuevas pruebas contra el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa.

Estaba previsto que el exfuncionario presentara su contra réplica, pero alegando que tenía consulta con su médico, este solicitó la suspensión de la audiencia, cuya petición fue acogida por los jueces del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional y pautaron para el próximo lunes la reanudación del juicio.