Reportan 974 casos de COVID-19; ministro descarta estado de sitio

0
87
Sánchez Cárdenas atribuye desbordamiento hospitalario a la apertura, proceso electoral e indisciplina de la población

El ministro de Salud Pública anunció ayer que solo esperan el visto bueno del presidente Danilo Medina y de la Comisión de Alto Nivel para implementar un conjunto de medidas adicionales dentro del estado de epidemia dictado en virtud de la Ley 42-01 General de Salud que buscan sancionar las aglomeraciones en espacios públicos, colmadones, bares, restaurantes, entre otros.

“Estoy convencido, óigalo bien, de que esto no es mediante estado de sitio, necesariamente en un estado democrático, que se va a resolver, aunque si habrá que tomar medidas más drásticas que se darán a conocer tan pronto estemos poniendo en manos del Presidente de la República y los cercos epidemiológicos localizados que ya el Ministerio de Salud Pública tiene y presentará a la Comisión Presidencial para su conocimiento”, dijo Rafael Sánchez Cárdenas, dando por descartada la posibilidad del retorno al estado de emergencia como han solicitado algunos sectores.

El funcionario dijo que “estos actos desconsiderados que se están tomando de violación del distanciamiento físico, del abandono del mandato obligatorio de la mascarilla y del comportamiento desordenado, agrupándose serán sancionados con intervenciones duras por las autoridades en las próximas horas”.

Aunque no ofreció mayores detalles, dijo que aquellos negocios que no cumplan con el distanciamiento físico y social serán cerrados y que al mismo tiempo, habrá apresamientos y detenciones.

Sánchez Cárdenas señaló que durante la pandemia el Gobierno y los sectores productivos han asumido fuertes sacrificios en el plano económico para que la gente preserve sus trabajos y es un aspecto a tomar en cuenta a la hora de valorar el comportamiento a seguir en lo adelante. “Aquí o combinamos medidas sanitarias y económicas o tendremos necesariamente crisis económicas, sociales y políticas posteriores. Es lo que buscamos resolver con lo que hemos hecho de manera responsable”, subrayó.

Dijo que en esta coyuntura es importante que la población asuma su corresponsabilidad como ha sugerido la Iglesia Católica en un comunicado en el que llama a una “auto cuarentena por 15 días, ya que una acción policiaco- militar no corregiría de manera absoluta la situación.

Sostuvo que el aumento de la tasa de positividad y la duplicación de la ocupación hospitalaria son el resultado de las elecciones y de la apertura, la cual se hizo con el concurso de los sectores económicos y sociales que atraviesan por graves dificultades por las medidas tomadas a raíz del estado sanitario provocado por la epidemia.

Asimismo, Sánchez Cárdenas dijo que la institución que dirige no ha detenido ninguna de las acciones para mitigar la pandemia y aseguró que los operadores de campo de la Dirección General de Epidemiología no han parado de trabajar ni un solo día en la recolección de la información en clínicas y hospitales para la confección de los boletines, así como en la búsqueda de soluciones para la habilitación de más camas de hospitalización y de Cuidados Intensivos.

“El que me diga a mí que aquí no se ha estado trabajando, no es más que una charlatanería. Aquí nunca se ha dejado de trabajar”, puntualizó el funcionario en respuesta a las declaraciones del Colegio Médico Dominicano (CMD), cuyo presidente, Waldo Ariel Suero, dijo ayer que el país va rumbo a un “matadero sanitario” por la supuesta pasividad de las autoridades en momentos en que el sistema hospitalario luce desbordado por casos graves de COVID-19.

Dice hospitales están desbordados por la indisciplina de la población

Según el funcionario, la demanda nacional de hospitalización que ayer mostraba un nivel de ocupación de un 78% de camas y de 70.4% en el caso de las UCI, ha registrado un importante incremento no solo por la apertura económica y la celebración de las elecciones, sino también por la indisciplina de la población que ha desoído el llamado al distanciamiento físico, congregándose en lugares de diversión en varios puntos del país, como Santiago y el Gran Santo Domingo.

Explicó que muchos pacientes están siendo referidos a hospitales que tienen copada su capacidad por lo que el Ministerio de Salud y el SNS los han ido reubicando en la medida en que encuentran disponibilidad. No obstante, aseguró que “todavía” los pacientes no se están quedando sin hospitalización.

“¿Se trata eso de un descuido del Ministerio, del Servicio Nacional de Salud (SNS), o del sistema? ¿o es que no se quiere racionalmente informar a la población que la exposición, que esto iba a implicar también un aumento de la positividad y de los casos”, cuestionó.

Más camas y un cerco para Santiago

El ministro anunció que en la provincia de Santiago, cuyos hospitales y clínicas se hallan en el límite de ocupación, con un 94% de las camas de internamiento y el 82% de las UCI en uso, con apenas trece camas y 27 UCI disponibles, se habilitarán 60 camas adicionales con un reajuste en el área vieja del Hospital Estrella Ureña y la preparación de un centro de aislamiento de pacientes en el sector La Herradura.

Dijo que el próximo viernes se establecerá un cerco epidemiológico en los barrios de la zona Sur de la provincia, que es donde se registra la mayor actividad viral.

En el caso del Gran Santo Domingo, con el 80% de sus camas de internamiento y el78% de las UCI ocupadas, dijo que se trabaja en la preparación de áreas de COVID-19 en el Hospital Francisco Moscoso Puello y en la ampliación del Centro Cardio Neuro Oftálmico y Trasplante (Cecanot) para enfrentar el pico que, según dice, no obedece al descuido de las autoridades sino a la indisciplina de la población y de la cual las autoridades no son responsables.