Coraasan opera con 30% por debajo de capacidad

0
252

La sequía y la salida de dos nuevas bombas, de cinco que estaban funcionando en el contra embalse López Angostura, obligan a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) a operar con un 30 por ciento por debajo de su capacidad.

Héctor Jáquez, director de acueductos de la entidad acuífera, manifestó que la prolongada falta de lluvia en la cordillera central afecta al país y de forma particular la región del Cibao.

Esto ha ocasionado que el nivel del embalse Tavera-Bao, descienda a 317.20 metros, lo que provoca que el acueducto, pierda un 20% de su capacidad. Explicó que el problema generado por la falta de lluvia, tiene tendencia a prolongarse porque de acuerdo a los pronósticos meteorológicos, la sequía, tiende a extenderse, por un tiempo aún no determinado. Para solventar la situación, la Coraasan consiguió el financiamiento de la Agencia Francesa para el Desarrollo, para la reparación de 10 bombas que operan en López Angostura, las cuales fueron construidas para un período de 15 a 20 años, pero ya tienen 25 años en operación.

Reparaciones

Héctor Jáquez informó que de esas diez bombas tenían cinco operando, luego de ser reparada, pero que ahora salieron dos de ellas, lo que ha sumado otro 10%, para un total de 30% de déficit, en las operaciones del acueducto. Sin embargo, dijo que espera que entren nuevamente en operación las dos últimas bombas que salieron de servicio, labor en las cuales se trabaja arduamente, a fin de mejorar el suministro del preciado líquido.

El funcionario explicó que la situación de precariedad afecta el suministro de agua en los sectores de Cienfuegos, Los Reyes, Los Salados, autopista doctor Joaquín Balaguer, La Ciénaga, Quinigua y Gurabo, en la parte Norte y Noroeste de la ciudad de Santiago.

Barrios que no dependen de bombas tienen agua

El director de acueductos dijo que el desabastecimiento de agua también afecta barrios de la zona sur, como Pekín, Cruz de Marilópez y Cristo Rey. Mientras en el caso del sector Bella Vista, no depende de esta planta, por lo que el suministro es normal. Lo mismo ocurre con el municipio de Villa González, cuyo acueducto se suple del canal Ulises Francisco Espaillat.

Vía: elcaribe.com.do