Edgar Reyes Tejeda asume su labor docente con actitud determinante a pesar de tener doble discapacidad

0
88

MONTE PLATA. – A Edgar Reyes Tejeda, un maestro de Monte Plata, su discapacidad visual-auditiva no le ha impedido desarrollarse y su labor docente, además de desafiante, ha sido satisfactoria.


Inició en el sistema educativo dominicano hace cinco años, luego de aprobar las pruebas del Concurso de Oposición Docente en el 2015, organizado por el Ministerio de Educación (MINERD) y que incluyó a profesionales de diferentes áreas. Su buena calificación en la última evaluación lo colocó en la categoría de excelente.

Edgar es licenciado en Comunicación Social, pero su anhelo de ejercer la profesión docente lo hizo optar por su ingreso a las aulas, inspirado en su padre Enfre Reyes, quien fue un gran educador de esta provincia y referente para sus hijos.

Admitió que en sus inicios como docente el miedo se apoderó de él por incursionar en una profesión diferente, además, no quería que sus estudiantes percibieran ese temor.

Aunque ha trabajado como voluntario en activismo con organizaciones por los derechos de personas con discapacidad, impartido charlas, conferencias y participado en debates y simposios a nivel nacional e internacional, este maestro llegó a sentir angustia por el reto que tenía por delante.

“Asumirlo de manera profesional y con todo el rigor que implica la profesión docente, sí fue muy complicado en los principios, pero poco a poco fui entrando en vinculación y, actualmente, puedo decir que estoy en un grado de complicidad con mis estudiantes, que se fueron convirtiendo en mis aliados y colaboradores para superar los límites que puede imponer mi discapacidad”, expresó.

Edgar nació con una fuerte miopía progresiva que le provocó desprendimiento de retina a los ocho años y, consecuentemente, ceguera total.  A los 22 años, durante sus estudios universitarios, comenzó a presentar una pérdida auditiva gradual que le hace llevar auxiliares auditivos desde hace 25 años.


La doble discapacidad ha permitido a este maestro, de hablar pausado y afable, incrementar sus exigencias e implementar estrategias de interacción con sus estudiantes.

Estrategias

Ha logrado pasar de la enseñanza expositiva que aprendió a una por competencias como lo establece el actual Currículo Educativo Dominicano.

Para poder impartir sus clases empezó por dominar poco a poco los espacios en el aula para su movilidad, aprendió a reconocer las voces y ubicación de sus alumnos, quienes por iniciativa propia les han servido de  guías para desplazarse por el recinto educativo.

Asimismo, desde sus inicios ha desarrollado ciertas estrategias como la formación de grupos, se auxilia de los estudiantes con mayor disciplina e interés para realizar el pase de lista y para la supervisión, y de asistentes a quienes dicta textos para escribir en la pizarra.

Este educador fomenta la creación de un ambiente favorable en el aula y, a través de la interacción también aprende de sus estudiantes. Además, se auxilia de sus alumnos para el manejo de la tecnología.

De ellos dijo que “representan una fuente de conocimiento, de experiencia, de intercambio emocional y una prolongación de mi relación con mis hijos adolescentes Alanna y Alejandro, que han sido también mis alumnos”.

La actitud es determinante para el profesor Edgar, quien está casado con la señora Altagracia Fanith. Dijo que esa manera positiva de ser la adquirió en su familia y en el internado de la escuela para ciegos donde hizo sus estudios primarios.

“Las situaciones no las elige el individuo, pero sí la actitud con la cual asumirlas y yo elegí desde que ingresé a mis estudios primarios ser una persona productiva, útil, desarrollar los dones que Dios otorga a cada una de sus criaturas. Eso es lo que aconsejaría porque es lo correcto y es la fuente para alcanzar una autorrealización personal para vivir una vida digna y plena”, reflexionó.


Su destreza con el sistema Braille la demostró con la lectura de un fragmento de la leyenda Los Amos, contenida en la obra Cuentos Escritos en el Exilio, del profesor Juan Bosch, la cual utiliza como material de apoyo en los talleres que imparte a sus estudiantes.

Por la literatura ha sentido inclinación desde muy joven; ha escrito y publicado las obras Monte Plata, Notas Sobre su Patrimonio Cultural; En Clave de Fábulas, y el poema La Otra Luz, La de la Noche.

Edgar es otro de los educadores destacados por el Ministerio de Educación (MINERD) en este mes de junio en que se celebra el Día del Maestro, en la campaña #MesDelMaestro2020, por su esfuerzo, dedicación y servicio a la labor docente.